lunes, 14 de enero de 2013

¿Un conflicto sin fin en Israel? (III parte)



Por Jorge Burgos garcía

26-09-08




EVOLUCIÓN DEL CONFLICTO EN LA PRIMERA DÉCADA DEL SIGLO XXI


En 2003, con Ariel Sharon a la cabeza del gobierno israelí, se efectúa la cumbre de paz sobre medio oriente, de la que surge una Hoja de ruta, que fundamentalmente traza una serie de objetivos que deben cumplir tanto palestinos e israelíes a fin de avanzar hacia un proceso confiable de paz. Miremos esta reseña que nos ofrece al respecto la BBC en un artículo titulado Todo sobre la hoja de ruta:


¿Cuáles son las principales fases del plan? 

Fase 1 (a Mayo de 2003) 
-Fin de la violencia palestina. 
-Reforma política palestina. 
-Retiro israelí de territorios ocupados desde septiembre de 2000 y fin de la expansión de los asentamientos, incluso su desarrollo natural. 
-Elecciones libres en territorios palestinos tras la redacción de una Constitución y el fortalecimiento de las instituciones. 
Fase 2 (Junio-Diciembre 2003) 
-Creación de un estado palestino con atributos soberanos y fronteras delimitadas. 
-Conferencia internacional para verificar el cumplimiento de la "hoja de ruta". 
-Monitoreo internacional. 
Fase 3 (2004-2005) 
-Segunda conferencia internacional. 
-El futuro de Jerusalén se discutirá al final. 
-Acuerdo para el estatuto permanente y el fin del conflicto. 
-Acuerdo sobre fronteras finales. 
-Negociación sobre el futuro de Jerusalén y un acuerdo justo y realista sobre la cuestión de los refugiados palestinos. 
-Los estados árabes negocian y firman acuerdos de paz con Israel.11


Este documento fue elaborado por representantes de Estados Unidos, Unión Europea, Rusia y la ONU, al tiempo que Arafat, acusado de estar dirigiendo los atentados en contra de la población judía, quedaba “acorralado” por las fuerzas israelíes en Ramallah, en lo que aquellos llamaron arresto domiciliario, desde fines de 2001 hasta comienzos de noviembre de 2004 cuando fue trasladado a un hospital de París donde una semana después moría.

La dirigencia israelí siempre alegó que el día que no estuviera Arafat, se generaría un ambiente verdaderamente favorable para la paz. Infortunadamente han transcurrido ya 4 años y ello no ha ocurrido..el plan de la hoja de ruta se ha quedado mayormente en el papel, el cumplimiento de lo ahí estipulado ha sido verdaderamente poco.

Y no se ha dado, por razones obvias que la extrema derecha israelí se niega a ver. No quieren admitir que el uso excesivo y frecuente del empleo de la fuerza en todo este tiempo por parte del ejército israelí no ha podido poner fin a la insurgencia palestina, todo lo contrario, alimenta el odio en el ciudadano común palestino; y ese odio es la fuente de poder del fundamentalismo islámico que niega casi cualquier concesión al pueblo judío. De 2001 a 2005, más de 24.000 palestinos perdieron sus hogares como resultado de las demoliciones llevadas a cabo por el ejército israelí, en nombre de operaciones destinadas a la captura de terroristas o ejecución de asesinatos selectivos de los instigadores de la violencia que –según- se hallan encubiertos por la población civil. Aparte, producen efectos colaterales vergonzosos y violatorios de toda norma de derecho internacional: decenas de niños, mujeres y civiles inocentes terminan siendo “sacrificados”. Acciones que claro está, no hacen más que inspirar desconfianza y rechazo en los palestinos. No dan señales de que pretendan realmente llevar a cabo un proceso de paz con los palestinos.

Al respecto, los israelíes se justifican argumentando cosas como esta:
Se enseña a los niños de 10 u 8 años a odiar. Y nosotros hemos visto cómo los líderes religiosos en las mezquitas dicen que hay que matar a cada judío. Entonces nosotros decimos: ¿usted quiere que partamos terreno?. Dejen de enseñar a odiar y dejen de arriesgar de una manera cínica la vida de los niños pequeños. Hay que crear mecanismos para crear confianza, y la confianza está destruida...Nosotros no somos responsables porque los niños estén en la línea de fuego y siempre que hemos atacado con misiles advertimos antes para que la gente evacue y no haya víctimas12

De cualquier modo, estas atrocidades llevadas a cabo en los últimos años por Israel en suelo palestino, no hicieron más que conducir a los palestinos a la opción menos conveniente para los intereses judíos: brindar apoyo al grupo radical HAMAS, que gracias a ello, ascendió al poder en 2006, complicando aún más el panorama político, en razón de que su tesis central sigue siendo la negación del Estado israelí 13. (Precisamente por esto, Hamas desde su surgimiento en 1987, ha estado opuesto históricamente al FATAH, movimiento al que pertenecía Arafat y predominante dentro de la OLP que reconoció el derecho de Israel a existir).

Por su parte el sucesor de Arafat, actual presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas –otro líder histórico del FATAH- aboga por reiniciar el proceso de paz y critica duramente a la "resistencia" armada y los ataques contra civiles israelíes. Esto ha generado nuevos problemas; las desavenencias, entre Abbas y el entonces primer ministro Ismail Haniya –miembro del HAMAS- desencadenaron enfrentamientos armados entre las facciones armadas de FATAH y HAMAS, que por fortuna han amainado.

A mediados del año pasado, Abbas, máxima autoridad palestina, lo destituyó del cargo, colocando inteligentemente en su lugar a Salam Fayad, un hombre moderado y con muy buena reputación en Occidente, que aspira a que pueda crearse el Estado palestino con unas fronteras acorde a las existentes antes de la guerra de los 6 días.

En cuanto al tema central del presente artículo, es claro, a la luz de los distintas circunstancias descritas en el presente artículo, que mientras las posiciones radicales mantengan una cuota de poder importante no habrá posibilidades de paz. Antes que cualquier cosa, el negarse mutuamente por tanto tiempo revela la rigidez de las posiciones históricas que han prevalecido tanto por el lado palestino como israelí.

Las evidencias saltan a la vista: sólo hasta 1993 se reconocieron oficialmente uno al otro. Por más de 40 años se negaron sistemáticamente. Una generación entera ha crecido alimentada por el resentimiento y el odio. Y conforme van las cosas, van camino de formar otra generación marcada por el rencor y la intransigencia.

Puesto de otra forma, el espíritu de los Al Husayni y Javotinsky aún mantiene vigencia. Claro está, los tibios avances, presentados desde los acuerdos de Oslo, permiten mantener encendida la luz de la esperanza, la luz de que un tratado de paz definitivo esté relativamente cerca de concretarse en tierra santa.

Ahora bien, si se asume una posición más realista –y no digo justa14- dada la forma enrevesada que tomó el conflicto, la evolución del mismo no parece ir rumbo a una solución definitiva, pues los problemas de fondo y urgentes de tratar, a duras penas se han abordado en las distintas cumbres de paz llevadas a cabo:

a. los asentamientos judíos en territorio palestino15

b. la falta de autoridad de la ONU, maniatada por Estados Unidos, lo cual ha imposibilitado adoptar mecanismos obligantes a través de los cuales Israel acceda a cumplir las resoluciones expedidas

c. los refugiados palestinos16

d. la responsabilidad histórica de Europa, que diplomáticamente trata de “cargar”, asumiendo parte de los gastos de la ANP y proponiendo alternativas de paz al conflicto...diría que con el fin de limpiar un poco su conciencia17.

Así las cosas, el camino que recorren palestinos e israelíes, a esta altura de la Historia continúa marcado por la incertidumbre.

Aún así, actualmente se horizontaliza un “sendero de optimismo”, dado los últimos y de cierto modo, sorpresivos acontecimientos. En diciembre pasado en el marco de negociaciones de paz auspiciadas por Estados Unidos, Israel liberó a 430 presos considerados combatientes contra la ocupación extranjera. Abbas insiste en liberación de presos con largas condenas, incluyendo mujeres y niños, entre ellos al populoso líder Marwan Barghouthi. Cabe señalar que el curso de estas nuevas negociaciones se ha visto entorpecido –una vez más- por disputas referidas principalmente a la construcción de asentamientos judíos en y alrededor de Jerusalén, pues, los palestinos insisten que no aceptarán ninguna clase de acuerdo que excluya a Jerusalén oriental como la futura capital del Estado palestino.
El más reciente avance se dio el pasado mes de julio cuando luego de varios meses Israel negoció con el grupo libanés Hezbolá, el intercambio de los cadáveres de dos soldados israelíes por la excarcelación de cinco milicianos, dentro de ellos Samir Kuntar, llamado el "monstruo de Nahariya" quien llevaba preso 29 años y estaba condenado a cadena perpetua, así como la entrega de doscientos cadáveres de palestinos y militantes de dicho grupo18.

Concluyo, advirtiendo que las posibilidades de paz en el corto y mediano plazo son reducidas. Y lo son, porque las semillas de odio y radicalismo que se sembraron desde fines de la primera guerra mundial, al compás de la creciente llegada de colonos judíos a palestina, no han hecho mas que germinar y multiplicarse. Pasó mucho tiempo –más de 40 años- para que, como ya mencioné en un párrafo anterior, asumieran una posición relativamente flexible; en ese largo periodo, creció una generación entera de palestinos e israelíes que mantiene en términos generales, sus reservas en torno a si es justificable otorgar concesiones a su contraparte. A lo que hay que agregar, las facciones radicales que aún tienen mucha ascendencia en sus respectivos pueblos (por citar un par de casos: el partido conservador likud del lado israelí y el HAMAS del lado palestino). Precisamente por ello, el proceso se mantiene trabado. Una última y reciente prueba de ello, es lo que produjo este elocuente punto de vista:

"Sin embargo, lo que era esencial, y por tanto justificado en los días anteriores a la fundación del Estado, está convirtiéndose en una ocupación desagradable, violenta y colonial. El régimen autoritario en los territorios ocupados, la creación de dos sistemas legales, la dedicación del Ejército y la policía al servicio del movimiento de los colonos, el robo de tierras palestinas. Todo ello simboliza no el cumplimiento del sionismo sino su sepultura. Es entre Hebrón y Yitzhar donde los asentamientos están enterrando el Estado judío democrático... La derecha al completo y la mayoría de la izquierda tienen la responsabilidad por la creación gradual del desastre en que la sociedad israelí está revolcándose "19.

Esas palabras expresadas el mes pasado, por el escritor y profesor judío de origen polaco Zeev Sternhell, combatiente en la guerra de los 6 días, del Yom Kippur y en la invasión de Israel al Líbano en 1982, le costaron ayer 25 de septiembre, una herida en la pierna, luego de que extremistas judíos efectuaran un atentado en su contra, por considerar su posición una ignominia.

En fin, que Dios los tome rezados…tanto a palestinos como israelíes, a ver si se evitan una ira divina, del tipo que describió Moisés en la Torá, porque la sangre seguirá corriendo en tierra santa...

11.
Tomado de news.bbc.co.uk/hi/spanish/news/newsid_2962000/2962108.stm

12.
Pinchas Avivi , director adjunto del ministerio de relaciones exteriores de Israel en entrevista concedida a la revista Semana, publicada en la edición de noviembre 6 de 2000

13.
Cabe aclarar que a pesar de todo, los dirigentes del HAMAS, han flexibilizado su posición, y hablan de reanudar un proceso de paz con Israel siempre y cuando sus tropas se retiren totalmente de Gaza y Cisjordania. Haniya quien fungió como primer ministro hasta julio de 2007, representa esta línea moderada

14.
por que si nos remontáramos a lo que relatan los textos sagrados, los judíos no tendrían lugar en esta tierra, pues como bien cuenta el antiguo testamento, ellos fueron históricamente invasores. Han estado disputando un territorio que en su origen mismo, no les perteneció. Para una mayor ampliación de esto, consúltese Génesis 15, 18; éxodo 33, 2; números 33, 51-53

15.
tímidamente se han dado ciertos avances. En 2005 el gobierno de Sharon ordenó la retirada de los 21 asentamientos instalados en Gaza en tanto que en Cisjordania apenas 4 de ellos. A pesar de ser reconfortante la medida, Israel se reservó el derecho a efectuar operaciones antiterrirstas, además de seguir controlando las fronteras, teniendo el poder de decisión en torno a lo que entra o sale –incluyendo personas- de ese territorio. Aparte, la población israelí habitante en tierras palestinas está calculado en un número superior a los 300.000 y poseedores de cerca del 40% de Cisjordania

16.
Según fuentes de la ONU: existen entre siete y ocho millones de palestinos que viven en zonas de Palestina administradas por la Autoridad Palestina o están refugiados en tierras cercanas. Cerca de la mitad de los palestinos son refugiados y viven bajo la tutela del Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS o UNRWA). Estos refugiados palestinos viven en la Franja de Gaza, la Ribera Occidental y Jerusalén Oriental. También se encuentran en Jordania, Siria, y el Líbano. Asimismo, más de un millón de refugiados viven todavía en campamentos establecidos para ellos desde hace más de cincuenta años en dicha zona. El OOPS atiende las necesidades de más de 3.9 millones de refugiados de Palestina. (Tomado de www.cinu.org.mx/temas/palestina/refugiados.htm)

17.
Hace poco, en diciembre de 2005, en un discurso televisado, el presidente iraní Ahmadineyad “recordó” esa responsabilidad en los siguientes términos: Si ustedes quemaron a los judíos, ¿por qué no le dan un pedazo de Europa, los Estados Unidos, Canadá o Alaska a Israel? Nuestra pregunta es, si ustedes cometieron el crimen, ¿por qué una nación inocente como Palestina tiene que pagar por ese crimen?.(tomado de es.wikipedia.org/wiki/Ahmadineyad)

18.

Los 2 soldados israelíes a los que se hace referencia son los mismos que en julio de 2006 fueron tomados como rehenes por Hezbolá como estrategia de presión para lograr un ‘intercambio de combatientes’, hecho que desató sangrientos combates en el sur del Líbano entre el ejército israelí y milicianos del mencionado grupo terrorista.

Más de mil personas murieron, la mayoría civiles libaneses pero también ciudadanos israelitas, víctimas de ataques con misiles lanzados desde territorio libanés. Sin embargo, muchos han criticado al primer ministro Ehud Olmert de que el intercambio fuera demasiado tarde, que hubiera sido preferible dos años atrás, cuando todavía estaban vivos los soldados, evitando de ese modo, el sacrificio de más civiles inocentes.


19.
Tomado de www.elpais.com/articulo/internacional/Extremistas/judios/lanzan/bomba/prestigioso/intelectual/

No hay comentarios:

Publicar un comentario